sábado, 16 de septiembre de 2017

ENFRENTAR TAMBIÉN A LOS COLABORACIONISTAS


Usados por Cuba como bomberos para apagar el fuego de la rebelión popular
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Para su dominio sobre Venezuela, cuenta Cuba con títeres y colaboracionistas. Los títeres integran el gobierno aparente (el poder real está en La Habana), que por eso lo llamamos gobierno títere, presidido por el lacayo Maduro. Tengamos claro: Maduro no es Maduro. Es Cuba. Por su parte, los colaboracionistas están en la MUD, que cumple el rol de la “leal oposición de Su Majestad Raúl Castro”, contra el cual nunca se ha pronunciado y menos aún se ha atrevido a plantear como prioridad absoluta la recuperación de la independencia y soberanía de Venezuela rompiendo con Cuba. Jamás la MUD ha atacado a Cuba, ni ha calificado de gobierno títere al de Maduro, lo que significa que no le importa que Venezuela esté sometida a Cuba, ya que de lo contrario hubiese reaccionado con la pasión que ponen los patriotas en la defensa de la soberanía y el honor nacional. Si la MUD no fuese colaboracionista habría convocado al pueblo a la liberación nacional, involucrando a los militares, y llamado a la solidaridad de todos los países democráticos para independizarnos de Cuba, en la seguridad de que muchos nos ayudarían por razones geopolíticas e ideológicas.  
Al tener Venezuela un gobierno títere, todos los poderes públicos (nacional, estadal y municipal) integran la administración colonial al servicio de Cuba. Es así porque Venezuela dejó de ser soberana desde el momento de la Gran Traición, cuando los más grandes traidores a la patria que hayan existido en la historia le cedieron graciosamente la soberanía a Cuba en el más acto más vil y cobarde que pueda concebirse. Por consiguiente, alcaldes y gobernadores de la MUD se incorporan a esa administración colonial al ser electos, en calidad de “leal oposición”. Cuando la soberanía no existe, esa “leal oposición” se llama colaboracionismo.
Si la MUD no fuera colaboracionista, qué hubiera hecho cuando se instaló la Asamblea Nacional con mayoría calificada suya (dos tercios) el 05-01-16? Hubiera declarado la independencia de Venezuela, poniendo fin a la sumisión a Cuba. Así hubiera restablecido la vigencia efectiva de la Constitución, haciéndola renacer porque sin soberanía no hay Constitución sino Estatuto Colonial; y, desde luego, fundamentándose en los Arts. 333 y 350 de la Constitución restablecida, hubiera depuesto a Maduro, como se hizo con Emparam y toda la administración colonial, repitiendo la gesta del 19-04-1810 con el pueblo en la calle y la Iglesia apoyando (Madariaga reencarnado en el Cardenal Urosa o Mons. Padrón). Pero como la MUD es colaboracionista la Asamblea Nacional no declaró entonces ni después la independencia de Venezuela frente a Cuba, sino se integró a la administración colonial.
Han pasado 19 meses y la AN, ratificando el colaboracionismo de la MUD, no ha denunciado la cesión de la soberanía a Cuba ni ha tratado como títeres a Maduro y su gobierno. No lo hizo el 23-10-16 cuando declaró roto el orden constitucional, omitiendo que la causa fundamental es la cesión de la soberanía a Cuba y que no podía restablecerse si no se rompía con Cuba recuperando así la soberanía y la Constitución. No lo hizo el 09-01-17 cuando declaró la falta absoluta de Maduro por abandono del cargo omitiendo su  cualidad de títere de Cuba, lo que no requiere prueba por tratarse de hecho público, notorio y comunicacional, del cual está enterado el mundo entero.
Independizarnos de Cuba es lo primero y fundamental. Venezuela necesita una Alianza Libertadora (sugiero este nombre) que, para comenzar, la libere de Cuba, debiendo para ello enfrentar a los colaboracionistas, única manera de poder salir del gobierno títere de Maduro al cual han venido sirviendo como bomberos que apagan el fuego de la rebelión popular.
@petitdacosta  


ALIANZA LIBERTADORA 1


martes, 12 de septiembre de 2017

HACER QUE EL MALESTAR SE CONVIERTA EN ARRECHERA


Los comunistas saben hacer oposición. Son maestros en la agitación social. Y agitan magnificando las crisis cícilicas del capitalismo para desestabilizar a los gobiernos democráticos porque su objetivo no es el cambio de gobierno sino el cambio de sistema político-económico: sustituir la democracia por la dictadura comunista, encubierta con el nombre de dictadura del proletariado o  aquí revolución bolivariana.
Implantada la tiranía comunista en Venezuela deberíamos hacerle oposición al estilo comunista, probada su eficacia. Aplicarle a los comunistas la medicina que aquéllos le aplican a las democracias. Por eso propongo a todos los demócratas que centremos el debate en el sufrimiento de la gente: la hambruna por escasez y carestía (hiperinflación) de los alimentos, la muerte por enfermedad desatendida por escasez y carestía (hiperinflación) de los medicamentos y por falta de atención médica, la zozobra por la delincuencia sin control, la separación de las familias porque no hay futuro para nuestros hijos, y en fin esto no es vida. Es un sufrimiento interminable.
¿Quiénes causan el sufrimiento de la gente, sobre todo de los pobres? Los comunistas que gobiernan el país, porque ellos forman una casta de ladrones que se roban el dinero del pueblo. Ellos comen bien, viven bien, a todo lujo, se dan la gran vida, con el dinero que se roban. La renta petrolera es para ellos. La renta minera es para ellos. El diferencial cambiario es para ellos. El presupuesto nacional es para ellos. Están podridos de reales. Mientras el pueblo muere de hambre, abre las bolsas de basura a ver que consigue, mendiga por una medicina para padres o abuelos que no cuentan con hospitales dignos.
Los comunistas forman la nueva clase de ricos. Integran la oligarquía gobernante. Tienen 18 años hartándose de la buena vida, y no le dan chance a nadie más. Son ellos, sólo ellos, las mismas caras, los mismos nombres, insaciables con una avaricia sin límite. No sueltan la teta a la cual se pegaron. Le sacan hasta la última gota. Con su casota, su camionetota 4x4 para cada miembro de la familia, su avioneta, su cuenta abultada en dólares, dándole lujo y placeres a sus hijos en el extranjero (todos en el extranjero para que no se ensucien rozándose con la miserable gente de pueblo que no puede salir). Hijitos bien de papás recién vestidos con lo robado. Y los hijos de pueblo que se jodan. Sin futuro, con padres sin dientes y bolsillos vacíos, con madres flacuchentas haciendo colas para comprar un pan y una harinita para la arepita sin relleno.
Si el primer paso es agitar para que la gente proteste, el segundo pero simultáneo es hacer que el malestar indisponga a la gente contra los comunistas que nos gobiernan, les provoque una arrechera grande, haciéndolos ver el contraste entre el hambre y las desgracias que vive el pueblo con el lujo y derroche de la oligarquía comunista, inhumana porque no le duele el sacrificio del pueblo y su situación miserable.
Hacer que el malestar de la gente por su sufrimiento se transforme en arrechera a la oligarquía comunista gobernante, debería ser la segunda tarea nuestra, usando para ello todos los medios de los cuales dispongamos y aprovechando todas las ocasiones que se nos presenten.


TRANSICIÓN 8                                    12-09-17

domingo, 10 de septiembre de 2017

CENTRAR EL DEBATE EN EL SUFRIMIENTO DE LA GENTE


La primera tarea a cumplir para lograr el cambio de gobierno y de sistema político-económico es AGITAR centrando el debate en el sufrimiento de los venezolanos, sobre todo los pobres,  padeciendo una pavorosa crisis humanitaria por culpa de Cuba y el gobierno títere presidido por el lacayo Maduro, que han llevado al país a la hecatombe económico-social. Esto debería ser el tema nuestro todos los días y a cada hora por todos los medios de que dispongamos.  Y adonde quiera que vayamos y con todos los que conversemos. Olvídese de las elecciones regionales. No pierda el tiempo en la discusión sobre votar o no. Evítela, porque esas elecciones han sido concebidas como distracción sirviendo los partidos colaboracionistas como dique de contención para evitar que la situación desesperada que vive la gente estalle en rebelión popular.
He aquí la situación actual tal como la describe Alex Vallenilla en su columna de hoy: “SE AVIZORA PARALIZACIÓN GENERAL POR COLAPSO ECONÓMICO.” Agregando: “actualmente la falla es total, gas doméstico, gasolina, dinero efectivo, inflación, transporte público y de carga, todo se desploma.” Y al final resume todo en esta conclusión: “Lo anterior configura un colapso generalizado, un preámbulo de la paralización total del país, un paro técnico, obligado por las circunstancias en todos los sectores, incluyendo el bancario.”
Lo más dramático: “Los venezolanos ya han pasado el límite de la miseria y la pobreza. El economista Steve Hanke prepara un indicador de miseria para Venezuela, y ha señalado que este país vive un desastre quizás jamás visto, sobre todo en una nación con la enorme cantidad de riqueza petrolera……La inflación prevista en 800% para 2017, hace imposible que las personas puedan comprar alimentos y medicamentos.. La situación se vuelve ahora mucho más complicada, cuando la población  ya no tiene acceso al dinero efectivo, por la falla de bolívar. El dinero efectivo no fluye porque la inflación es tan veloz que el que circula no es suficiente para cubrir operaciones de pago. Pero eso no es todo, hay poblaciones que tampoco disponen de conexión a internet y servicios de pago con punto de venta.”
Añade: “Tampoco hay gas doméstico. La cocina a leña se generaliza (en provincia). A ello se suma que no hay gasolina suficiente. El racionamiento se ha generalizado en el occidente….Las estaciones de servicio están tomadas por militares..El transporte público está paralizado en 70%.”
En cualquier otro país esta situación habría provocado ya la rebelión popular. Aquí no. El motivo ya lo sabemos: no hay oposición. Su espacio está ocupado por los colaboracionistas de la MUD, que sirven de muro contención de la rebelión popular convertidos en comparsa electoral cada vez que el gobierno títere, con el fin de desactivarla, convoca a elecciones, que son distracciones porque entretienen a la gente sin resolver nada.  Entonces obviemos a los colaboracionistas. Ocupémonos exclusivamente de hacer que vuelva a subir la marea que se manifestó en la calle durante cuatro meses. Hacer que el descontento se convierta en rebeldía.
Demos el primer paso agitando. Basta con que cada uno de nosotros se transforme en agitador de su entorno: familia, vecinos, amigos, organizándolos en grupos de 5x5 que sirvan de agentes multiplicadores. Así creamos entre todos el clima socio-político adecuado para provocar el cambio radical y profundo que deseamos. 


TRANSICIÓN 7                                 10-09-17


viernes, 8 de septiembre de 2017

A PREPARARSE QUE LA MAREA SUBIRÁ OTRA VEZ


Democracia con hambre no dura. Fue la explicación acertada que se dio a la simpatía que despertó en el pueblo la rebelión militar del 4F-92. Efectivamente, por el malestar general y no tanto por el hambre incipiente, causado por el ajuste económico y la crisis financiera, la democracia duró sólo 7 años desde aquel día.
¿Porqué ahora, cuando hambruna y desamparo en salud se han unido en una pavorosa crisis humanitaria, no se ha producido una rebelión civil, militar o cívico-militar, que cualquiera de ellas contaría con amplísimo apoyo popular? Sólo hay una explicación: el colaboracionismo de la MUD que no es oposición pero ocupa su espacio. Su papel ha sido impedir la rebelión, sea civil, militar o cívico-militar, encauzando el descontento hacia la imposible salida electoral. Lo dijo uno de sus jerarcas: “Maduro debería agradecernos que le hayamos evitado el estallido social”. Lo han hecho otra vez desviando las protestas de cuatro meses hacia la nada, que son las elecciones regionales. Es la nada porque nada tiene que ver con la crisis humanitaria. Nada tiene que ver con la hambruna. Nada tiene que ver con la muerte por mengua debida a la falta de atención médica y de medicamentos. Nada tiene que ver con el desempleo. Nada tiene que ver con la inseguridad extrema que es un azote. Nada tiene que ver con el futuro de los jóvenes. Nada tiene que ver con la hiperinflación. Nada tiene que ver con el pan nuestro de cada día.
Lo he dicho repetidas veces: están dadas todas las condiciones objetivas, según los manuales de estrategia política y la enseñanza de la historia universal y nacional, para la rebelión popular en cualquiera de sus modalidades: militar con apoyo civil (18 de octubre de 1945), estrictamente militar con simpatía civil (4 de febrero de 1962) y cívico-militar (23 de enero de 1958). Pero la ha impedido la MUD, creada con este fin. Recordemos que la MUD fue creada después de la rebelión cívico-militar de 2002 (11-13 de abril) y luego que el pueblo siguió en estado de rebelión efectuando el mayor acto de desobediencia civil de nuestra historia contemporánea (abstención masiva y militante en las elecciones parlamentarias de 2005). Precisamente la MUD apareció para impedir que el estado de rebelión continuara. A tal fin inventaron la candidatura de Rosales en 2006, asegurando su victoria, para crear la ilusión falsa de una salida electoral.
Convencida la gente, después de 11 años de engaños, que no hay salida electoral a esta situación de crisis humanitaria, tomó la calle espontáneamente. Entonces la MUD, que había rechazado la calle durante años alegando que podía haber sangre, se apropió del movimiento de masas como si ella lo hubiera convocado desde el inicio. Hizo como el surfista experto: tomó su tabla y fue surfeando el oleaje del descontento popular luciéndose con sus maniobras. Pero no era para conducirlo a la victoria, sino para desnaturalizarlo. Transcurridos cuatro meses de protestas, llegó el momento de las definiciones. Y en ese momento preciso se quitó la máscara rebelde y quedó desnudo otra vez su colaboracionismo con su anuncio de participación en las elecciones de gobernadores. Con este anuncio enfrió la calle, estabilizando por ahora a la narcotiranía. Quedó en evidencia que la MUD se infiltró en las protestas para impedir la rebelión. Pero al hacerlo perdió su encanto para el engaño.
Estamos actualmente en esa etapa de decepción que los viejos estrategas políticos llaman “reflujo”, semejante a la bajamar que produce la luna. Pero así como la marea cambia en cuestión de días, también sucede en la política cuando están dadas condiciones como colapso de la economía, crisis humanitaria y malestar general. No se desesperen, estimados lectores.  La marea subirá otra vez. Preparémonos para aprovecharla sin surfistas.

TRANSICIÓN 6                                   08-09-17




sábado, 2 de septiembre de 2017

ESTAMOS POLÍTICAMENTE MEJOR


Que hace unos días, cuando títeres y colaboracionistas pactaron ir a las regionales, burlándose de todos
-------------------------------------------------------------------------

Políticamente estamos en un buen momento. Les diré porqué. Primero repasemos cuáles son nuestros objetivos:
1.- Liberarnos de Cuba y recuperar la soberanía nacional, para lo cual liberarnos del gobierno títere presidido por el lacayo Maduro.
2.- Liberarnos del gobierno títere presidido por el lacayo Maduro, que es como nos liberaremos de Cuba.
3.- Liberarnos del comunismo, para lo cual debemos liberarnos del gobierno títere de Cuba que nos lo impone por orden de su mandante.
4.- Liberarnos de la narcotiranía de la delincuencia organizada al liberarnos del gobierno títere, convertido en empresa criminal que siembra el terror.
5.- Liberarnos de la crisis humanitaria y de la hecatombe económica provocada por el gobierno títere al implantar el comunismo por orden de Cuba.
6.- Liberarnos del empobrecimiento general causado por el comunismo importado de Cuba y, en su lugar, establecer el Estado de Bienestar tal como existe en Europa.
Hasta ahora ha sido imposible alcanzar estos objetivos. Pero la situación ha cambiado a nuestro favor por estos motivos:
1.- La fuerza política que podemos llamar “febrerista”, porque responde a los ideales del 4F-92, la rebelión militar nacionalista (ni cubana ni comunista), ha roto con Maduro, el títere de Cuba, acusándolo de romper el orden constitucional. Además se oponen a la Constituyente Comunista. Representativas del ala civil de esta fuerza son la fiscal Luisa Ortega Díaz y la exdefensora del pueblo Gabriela Ramírez. Detrás de estas dos damas debe haber militares con mando. No es necesario que me lo digan. Me lo dice la historia y mi experiencia de vida. Sus antecedentes indican que ellas no son mujeres que se lanzan a una piscina vacía. Por otra parte, recordemos que el general Raúl Baduel es representativo del ala militar desde el juramento del Samán de Güere.
2.- Los países democráticos de América se han pronunciado públicamente contra el gobierno títere presidido por el lacayo Maduro, al cual acusan de haber roto el orden constitucional, comprometiéndose a negarle recursos financieros sin la aprobación de la AN y a promover el restablecimiento de la democracia. Con ellos está el insigne Luis Almagro, Secretario General de la OEA.
3.- Estados Unidos, un gigante dormido durante 20 años, ha despertado de su letargo dándose cuenta del peligro que representa para su seguridad nacional el gobierno títere de Maduro por estos tres motivos: es instrumento de Cuba comunista en contra suya, usa las drogas que le suministran las  FARC como arma de guerra asimétrica para envenenar a la juventud de aquel país (leer entre otros el libro de Emili Blasco) y sirve de puente al terrorismo islámico para acceder a su territorio.
4.- La MUD está en decadencia por haberse desenmascarado su cogollo como lo que siempre ha sido: políticos colaboracionistas, que con el pretexto de la salida electoral ha impedido una salida semejante al 23E-1958, a la cual le teme porque, con seguridad, produciría renovación en el liderazgo político.
5.- La disidencia de Ledezma y Machado rompe la estrategia colaboracionista al ponerla en evidencia y crea las condiciones para una alianza con los que somos llamados independientes radicales, la que derive en alianza con los militares nacionalistas y democráticos, incluyendo a los civiles y militares “febreristas”.
Estamos, pues, mejor que cuando títeres y colaboracionistas pactaron antes de la Constituyente, según confesó Rosales, de ir a las regionales. Así que no se desespere. En cualquier momento salta la liebre, tal como lo enseña la historia. Mientras tanto, vaya preparándose al estilo de la resistencia clandestina del pasado: organice en secreto a su familia, a sus vecinos y a sus amigos en grupos de 5x5.  Son las “células dormidas”, inactivas hasta cuando reciban el llamado. Siga mi consejo.
@petitdacosta



Liberación Nacional y No-Reelección (227)




  

viernes, 1 de septiembre de 2017

SON DOS LAS SOGAS A RASTRAS QUE LLEVA MADURO



Puesto el lazo al ganado se tensa la soga para derribarlo o tumbarlo. Es la técnica del derribamiento que se usa en el campo. Vale para la política en el caso que nos ocupa. Cuando el 23-10-2016 la AN declaró a Maduro incurso en delito por haber roto el orden constitucional con un Golpe de Estado consumado conjuntamente con el TSJ, le puso el lazo. Enseguida debió proceder al derribamiento dando el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL que ordena el Art. 333 de la Constitución, el cual se ejecuta, tratándose de un AUTOGOLPE, deponiendo al Presidente de la República.
En el mismo acto la AN debió encargar a la FAN el cumplimiento de la decisión. Si el Alto Mando Militar se hubiese negado, cabía esperar la rebelión en contra suya de la mesocracia militar con mando de tropas, que acatara e hiciera cumplir lo decidido por la AN. Entonces se habría ejecutado plenamente el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL.
En este supuesto como en el contrario (que la FAN en su totalidad hubiera desobedecido a la AN sumándose al Golpe de Estado de Maduro), debió la AN llamar al pueblo a respaldar la ejecución del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL cumpliendo ella misma con el punto segundo de su Acuerdo: “SEGUNDO: Convocar al pueblo de Venezuela, en virtud de los preceptos constitucionales, en especial lo establecido en el Art. 333 de nuestra Constitución, a la defensa activa, constante y valiente de nuestra Carta Magna, de la democracia y el Estado de Derecho, HASTA LOGRAR LA RESTITUCIÓN DEL ORDEN CONSTITUCIONAL”.
Esta última frase sólo tiene una interpretación: el pueblo en la calle hasta tanto Maduro entregue el cargo, ya que el único modo de restablecer la vigencia de la Constitución en el caso de AUTOGOLPE es deponiendo del cargo al golpista Presidente de la República. Pero no se hizo, por lo cual he dicho, valiéndome del símil campesino, que desde entonces Maduro anda con la soga a rastras, presidiendo un “gobierno de facto”.
Con retardo de dos meses y medio la AN decidió hacer lo que debió haber hecho en octubre: deponer del cargo a Maduro.  Así en el Acuerdo de fecha 09-E-2017 dispuso: “1.Declarar que Nicolás Maduro Moros, invocando el cargo de Presidente de la República, ha incurrido en acciones y omisiones que sitúan su desempeño completamente al margen del diseño y funciones constitucionales de la Presidencia de la República, en virtud de la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos, la devastación de las bases económicas y sociales de la Nación y los atentados a la integridad de la República que ha llevado a cabo.  2. Declarar, en consecuencia, y de conformidad con los artículos 232 y 233 de la Constitución, que Nicolás Maduro Moros ha abandonado su cargo, abandonando el principio de la supremacía constitucional establecido en el artículo 7 del texto fundamental, el principio del Estado Democrático de Derecho y de Justicia establecido en el artículo 2 de la Constitución, así como las funciones constitucionales inherentes al cargo de Presidente de la República, especialmente la referida a la obligación de cumplir y hacer cumplir el ordenamiento constitucional y las leyes, establecida en el numeral 1 del artículo 236 de la Constitución.”
Pero tampoco ha sido ejecutada esta decisión que daría inicio al CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL. Puede decirse que la AN se limitó a ponerle otro lazo a Maduro sin halar para su derribo. Tenemos, pues, a Maduro con las sogas a rastras de dos lazos puestos. Hasta que alguien, investido o no de autoridad, las agarre y tense con fuerza suficiente para tumbarlo o derribarlo y así restablecer la vigencia plena de la Constitución, cumpliendo el deber impuesto por el 333.

Transición 5                                       01-09-17


jueves, 31 de agosto de 2017

Maduro anda con la soga a rastras desde el 23-10-2016


Desde el 23-10-2016, declarada como fue por la AN la “ruptura del orden constitucional” por el Golpe de Estado dado por Maduro valiéndose del TSJ (AUTOGOLPE), estamos formalmente bajo un “gobierno de facto”, al margen de la Constitución, a la cual puede considerársela suspendida “de hecho” pues “ha dejado de observarse.” Es, como lo reconoció la AN, la situación prevista en el Art. 333 de la Constitución de 1999, copia del encabezamiento del Art. 250 de la Constitución de 1961, que ordena responder al Golpe de Estado con un contragolpe, al que llamamos CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL.
No bastaba, pues, con declarar consumado el Golpe de Estado. Era deber de la AN proceder de inmediato al CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL, por tratarse de asunto impostergable que demanda ejecución inmediata. El mismo día y en el mismo acto la AN, por estar investida de autoridad, debió ejercerla y proceder a su ejecución, teniendo para ello discrecionalidad. El CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL no está sometido a formalismos jurídicos, ya que roto el orden constitucional no hay Constitución. No la hay para el golpista que ha instaurado una dictadura. Tampoco la hay para el que lo combate. Precisamente la finalidad del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL es restablecer la Constitución. Ello explica que el Art. 333 no disponga cómo hacerlo, dejando en libertad a los defensores de la Constitución de valerse de cualquier medio apropiado para lograr el fin propuesto.
Resulta obvio que el objetivo fundamental del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL es: 1) En el caso del golpe clásico, reponer en el cargo al Presidente de la República que ha sido derrocado; y, 2) En el caso de AUTOGOLPE, deponer del cargo al Presidente de la República ilegítimo o de facto por golpista. Ha debido la AN tomar esta decisión, después de declarar roto el orden constitucional por el Golpe de Estado dado por Maduro (autogolpe), cuya consecuencia jurídica es que se trata de un gobierno de facto de un presidente ilegítimo (ilegitimidad de ejercicio). Al no proceder al CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL aquel día, la AN dio oportunidad a que Maduro moviera al TSJ, su batallón suicida que ha dinamitado la Constitución, en una  maniobra de distracción (falsa nulidad).
Es cierto que todavía no se ha dado el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL pero está pendiente de ejecución. Como se dice en el campo del que se ha escapado temporalmente de algo que debe, desde hace desde el 23-10-2016 Maduro anda con la soga a rastras .



Transición 4                    30-08-17